Primavera Sound 2016

— June 22, 2016 /


Photos by Eric Pàmies, Alexis Gómez and Gianfranco Tripodo
El Primavera Sound 2016 ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida. Ya han transcurrido bastantes días y sigo sin tener palabras para hacer una crónica en condiciones de esta experiencia. Todo empezó en octubre del año pasado cuando mi amiga Sara y yo decidimos ir sin saber qué grupos vendrían a esta edición. Todavía recuerdo el momento exacto cuando el festival anunció el cartel a través de un vídeo muy chulo, fue el 21 de enero de 2016. El Primavera Sound es considerado el mejor festival de España y uno de los mejores de Europa, atrayendo a muchos extranjeros gracias a sus increíbles line-ups. Algunos de los grupos más importantes de este año eran: Radiohead, Tame Impala, The Last Shadow Puppets, LCD Soundsystem, Sigur Rós y Beirut, entre muchísimos otros. Mi experiencia empezó el miércoles 1 de junio con el concierto gratuito que se realiza cada año como inauguración del festival. Tuve la oportunidad de ver a Suede, una banda británica bastante conocida, de la cual sabía pocas canciones pero me encantaron en directo. Lo que más me sorprendió fue la energía del cantante, no paró en ningún momento y hasta bajó delante de las primeras filas para conectar más con el público. Una noche genial junto a unas personas espectaculares. Todo acababa de empezar... Y no sabíamos lo que nos esperaba el día siguiente...
Nuestro primer día de festival empezó en el pequeño escenario Adidas viendo a la maravillosa y joven americana Julien Baker, solo era ella con una guitarra delante de todos nosotros. Antes de que terminara, ya se podía escuchar la potente música del grupo que estaba tocando a no muchos metros más lejos, en el escenario Pitchfork. Este grupo era Car Seat Headrest, un grupo de indie-rock estadounidense que no había escuchado hasta ese momento y a mi amiga y a mí nos gustó mucho. Queríamos un buen sitio para ver a Daughter, así que después de escuchar algunas canciones de Car Seat Headrest nos fuimos hacia el escenario Heineken, uno de los dos principales situados en la playa. El concierto de una hora que dio Daughter fue maravilloso. A pesar de la grandeza del escenario lo encontré muy íntimo y cercano, y todo gracias a la cantante y guitarrista de este grupo londinense, Elena Tonra. Después de diez minutos el escenario de enfrente, el H&M, encendía sus luces para dar paso a AIR, un grupo francés de electrónica. No es precisamente el estilo de música que suelo escuchar, pero debo decir que su directo me gustó bastante. Los franceses bajaron del escenario y, unos minutos más tarde, Explosions In The Sky ya estaba tocando en el escenario Heineken, pero nosotras nos quedamos en la barrier (después de la zona VIP) del H&M para poder ver de cerca a unos australianos muy especiales. Pudimos escuchar la música completamente instrumental de Explosions In The Sky y ver lo que ocurría en el escenario a través de las pantallas mientras cenábamos y cogíamos un poco de fuerzas para lo que se nos venía dentro de muy poco...





Eran las 23:30h y en el escenario que teníamos delante, el H&M, se encendieron unas luces verdes y moradas. Y yo ya estaba gritando. Era el turno de Tame Impala para demostrar de qué eran capaces. Empezó a sonar Nangs (fue la primera vez que el grupo australiano tocaba esta canción de su último disco, Currents, en directo) y yo no podría creerme lo que estaba viendo y escuchando. Y sabía lo que venía después: Let It Happen, mi canción favorita del grupo de rock psicodélico. Ver a Kevin Parker y a los suyos haciendo lo que mejor saben hacer sobre un escenario no tiene precio. Tocaron otras canciones como Why Won't They Talk to Me?, The Moment, Elephant, Yes I'm Changing hasta llegar a su último éxito, The Less I Know The Better. Además, también interpretaron en directo la canción que Kevin Parker ha compuesto juntamente con Mark Ronson, Daffodils. Fue todo una sorpresa y nunca jamás sabréis cuánto de histérica me puse, llevaba dos semanas escuchando esta canción non-stop. Luego llegó el turno de Eventually y hacia la mitad de la canción hubo un corto de sonido inesperado. Esto me pareció una falta de respeto por parte del festival hacia la banda australiana, además de las personas que estaban en la zona VIP y se marcharon durante esos escasos diez minutos. Los de Australia volvieron al escenario con muchísimas ganas y acabaron de tocar la canción que tuvieron que dejar a medias. Apocalypse Dreams, Feels Like We Only Go Backwards y New Person, Same Old Mistakes fueron las últimas canciones de su concierto. Kevin Parker no paraba de decir lo genial que éramos y cuánto quería a Barcelona. Una vez terminó el concierto queríamos ir a ver otro grupo estadounidense en el escenario Pitchfork, Beach Slang, pero intentando salir de la zona de los escenarios principales nos encontramos con Elena de Daughter, así que nos hicimos una foto con ella y nuestros planes cambiaron un poco. Decidimos ir a la zona del backstage del escenario H&M para poder conocer a Tame Impala, aceptando el hecho de que no los conoceríamos en persona, sobretodo a Kevin Parker. Estuvimos escuchando de fondo a los headliners de ese día, LCD Soundsystem, mientras esperábamos a que algún integrante de Tame Impala apareciese por allí... El batería, Julien Barbagallo, salió a la media hora y nos pudimos hacer una foto con él. Una hora y media más tarde apareció el mismísimo Kevin Parker y no sabéis lo feliz que nos hizo conocerle y poder hablar con él. Estábamos en un momento de máxima excitación, así que nos fuimos a ver a los headliners (solo pudimos disfrutar de las tres últimas canciones) con Tame Impala a escasos metros de nosotras. Literalmente, no podíamos más con nuestras vidas. Lo que acabábamos de vivir no podía ser real. Y este, sin duda, fue el mejor día del festival.





El viernes también fue un día muy completo y repleto de emociones. Empezamos yendo a ver a Dungen en el escenario H&M, una banda procedente de Suecia, ya que nos la recomendaron una pareja que vino desde Colorado (Estados Unidos) y nos dijeron que habían inspirado a Tame Impala. Cuando terminó este concierto nos fuimos a la otra punta del recinto a ver a Alex G en el escenario Adidas, como nos aburrió un poco nos fuimos a dar una vuelta y a comprar la cena (un frankfurt y patatas fritas con ketchup, ¡buenísimo!) y seguidamente ya nos colocamos delante del escenario H&M para ver a Beirut entre cuarta y quinta fila. Este grupo de indie-folk me sorprendió gratamente y sin dudarlo les escucharé mucho más en el futuro. Las mejores canciones de estos estadounidenses fueron Santa Fe y Perth. Ahora llegaba el turno de Radiohead... No pudimos ver el concierto completo, ya que estábamos en la segunda fila del escenario H&M para ver el siguiente grupo que tocaba allí, pero sí que durante un par de canciones fuimos hacia el escenario Heineken para disfrutar de la música de Thom Yorke y sus compañeros unos minutos. El concierto y el directo del grupo británico de rock fue espectacular. Tocaron algunas de sus canciones más conocidas como No Surprises, Karma Police, Paranoid Android y Creep (esta última no estaba incorporada en el setlist y fue una sorpresa final), y también nuevos temas como Burn the Witch y Daydreaming. Unos minutos más tarde empezó el concierto de The Last Shadow Puppets, liderado por Alex Turner de Arctic Monkeys y su amigo Miles Kane, en el escenario H&M. A pesar de que Alex Turner apareció al escenario un poco borracho, conectó correctamente con el público del Primavera Sound y estuvo muy atento. Soy una gran fan de Miles Kane y poder verle por tercera vez sobre un escenario y escuchar su voz me hizo muy feliz. Tocaron temas de su último disco, Everything You've Come To Expect, como Miracle Aligner, Aviation, Bad Habits y Dracula Teeth, entre otros. Además también tocaron algunas canciones del primer disco como, por ejemplo, Standing Next To Me, Calm Like You, The Edge Of The Understatement y Only The Truth, entre otras. Fue un concierto espectacular que no olvidaré nunca. Por último, fuimos a ver en el escenario Heineken a Beach House, un grupo bastante peculiar que, personalmente, no me gustó mucho. Eran las cuatro de la mañana y estaba muy cansada, me dolían un montón los pies. Entre una cosa y otra nos fuimos a dormir a las cinco de la mañana, pero muy felices de haber vivido esta segunda jornada de festival.





Llegó el último día y no podíamos parar de hablar sobre los dos primeros, especialmente sobre el jueves. El sábado fue el día más light, así que nos tomamos la jornada muy relajadamente. El primer grupo que vimos fue Manel, unos catalanes bastante conocidos nacionalmente, en el escenario H&M. Estuvimos dando una vuelta por el recinto y fuimos un rato al Beach Club. Más tarde escuchamos un par de canciones de Richard Hawley en el escenario Ray-Ban y luego volvimos al Heineken a ver a Brian Wilson, miembro de The Beach Boys. Un poco más tarde, otro grupo aparecía en el escenario H&M, era el turno de Deerhunter. No les había escuchado antes y la verdad es que me sorprendieron gratamente, tienen un directo muy bueno. Estábamos muy cansadas de los días anteriores, pero fuimos a ver a PJ Harvey, la headliner del día, en el escenario de enfrente, el Heineken, aunque su concierto nos aburrió bastante y fuimos a dar una vuelta y a descansar un poco porque a las doce de la noche queríamos ver a Sigur Rós. Este trío procedente de Islandia cantan en su propia lengua, además de tener un estilo muy personal. Cada vez había menos público, ya que la mayoría de personas no los conocían y los encontraron muy aburridos. Debo confesar que también me aburrí en algunas ocasiones, ya que es una música que te gusta o no te gusta, no hay término medio, pero la composición de todas sus canciones es espectacular, igual que su directo. La canción que más me gustó fue la última, Popplagið.

El reloj marcaba las tres de la madrugada y nosotras ya estábamos saliendo del recinto. Fue bastante duro decir adiós a esta magnífica edición del Primavera Sound, pero volveremos el año que viene sí o sí. La experiencia que viví ha sido la mejor que he vivido hasta ahora, esto ha sido posible gracias a los grupos que han tocado y también a la compañía que tuve, a una de mis mejores amigas y compañera de conciertos y festivales favorita: Sara. Tengo muchísimas ganas de vivir más conciertos a su lado. No sé si podré aguantar casi un año sin Primavera Sound, ni siquiera me veo capaz de aguantar hasta que anuncien el cartel de esta próxima edición. A ver qué grupos nos traen... Por cierto, he pensando en publicar crónicas de conciertos y festivales porque me gustaría compartir con todos vosotros mi propia experiencia personal. ¡Espero que tengáis un buen verano y nos leemos muy pronto! :)

3 comments

  1. Espero algún año poder ir :3

    ReplyDelete
  2. ¡Que guay! Espero poder ir alguna vez.

    Xxx...
    Ona.

    ateenlikeus.blogspot.com

    ReplyDelete
  3. ¡Hola! ¡Muy guay la entrada! Me encantaría ir, jo... Yo el Jueves voy al BBK LIVE de Bilbao y es la primera vez que voy a un festival! Gracias por pasarte por mi blog. Por cierto, a mí me encanta el tuyo <3

    Selene | http://elinviernodeloslibros.blogspot.com.es/

    ReplyDelete

Sara Bellamy – 2017